Mi casa, mi alma…

Por Anais Silva 

Con la llegada de la navidad llega el entusiasmo por las fiestas, la comida típica de la temporada, el espíritu de reconciliación; pero sobre todo, nos da la oportunidad de renovar nuestro hogar y es por ello que podría decir que estamos en el momento ideal  no solo para cerrar un año sino para cerrar ciclos en nuestra vida y que mejor que nuestra casa para iniciar.

Una alternativa ideal para empezar un 2013 lleno de prosperidad y buenas energías es limpiando nuestra casa, revisando cada espacio del lugar como el closet donde acostumbramos a guardar  ropa que ya no usamos alegando que “cuando rebaje me volverán a quedar esos pantalones” señores estemos claros si logra rebajar, usted se merece comprar algo nuevo y más acorde a la temporada; así que manos a la obra y con firmeza saque de su armario todo lo que ya no use, no le quede, y si así lo prefiere dónelo a personas que realmente lo necesiten, con esto no solo se estará librando de cargas que no le dejan avanzar ni abrirse a recibir cosas nuevas, sino que está haciendo una gran labor ayudando a los menos afortunados.

Del mismo modo parto de la idea de que nuestra casa es el reflejo de nuestro ser, entonces allí el desorden y la suciedad no deberían tener cabida aproveche esta época para limpiar  cada rincón de su hogar, pero no lo haga  con desanimo, sino desde la alegría, conectándose con buena música y porqué no, haciendo de este ritual una celebración, recuerde que nuestra actitud crea realidades.

Agregue a su decoración flores y plantas naturales que le conectarán con la vida y le generarán un espacio de armonía.

La cocina también es un área a la que hay que prestarle atención, allí se refleja nuestra prosperidad y tener alimentos vencidos en nuestros estantes no es buena alternativa, limpie y reorganice sus despensas y al igual que en el resto de su casa elimine todo lo que no use o esté en descomposición.

Ríndele honor a su familia y amigos preparando ricos y saludables platos, al cocinarlos hágalo con esmero y amor, no es casualidad  que el dicho “el amor entra por la cocina” tenga tanta fama.

La navidad es una gran oportunidad para compartir en familia, visitar amigos, intercambiar obsequios, época donde la alegría se respira a nuestro alrededor, entonces no deje que un problema, una discusión evite disfrutar las fiestas.

Nos han enseñado a llevar la vida muy en serio y eso no es que sea malo sino que nos ha aislado de lo verdaderamente importante, ser feliz, sonreír, celebrar, de abrazar a quienes queremos; no se resista a sentir la felicidad de la temporada, puedo garantizarle que si se conecta con la buena energía que  nos rodea podrá sumarle años de calidad a su vida.

 

 

Año nuevo, vida nueva…

Todos los años repetimos lo mismo, nos llenamos de promesas y propósitos que a mitad de año ya las hemos olvidado, le propongo antes de realizar la famosa lista, se enfoque en una meta o sueño concreto, visualice como se sentiría al alcanzarlo, de esta manera le pondrá más entusiasmo para lograrlo.

En fin, el 2012 está por terminar y con el todas las experiencias que dejamos atrás, se nos permite escribir una nueva página, ¿qué deseas agregar? ¿Qué malos hábitos que durante el 2012 no te permitieron avanzar en tus metas? Es momento de revisar nuestras acciones sin juzgarnos ni castigarnos simplemente sé un espectador de tu propia película y observa lo que podrías cambiar para ser mejor persona no para los demás sino para ti, que no eres más que tu propio arquitecto, de ti depende que tu casa, tu entorno, tu vida en general te sonrían

 ¡suerte!

Autor entrada: Editor Buen Plan

1 comentario sobre “Mi casa, mi alma…

    […] El  Buen Plan del mes te invita a conectarte con la buena energía y poner todo en orden en casa, honrar a tus familiares y amigos, prepararte para recibir el nuevo año.  Asimismo te invitamos a poner de manifiesto la sensibilidad social ayudando  a quien más lo necesita, busca alguna fundación y aporta tu grano de arena. […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *