El rock de los Tomates Fritos

 

Por Arianna de Sousa y Eu Medina / Fotos cortesía de Abril Siso

Tomates Fritos, banda pionera del rock oriental que tuvo sus inicios a mediado de los 90’s, está conformada por Reynaldo Goitia, “Kike” Franco, “Chino” Agreda, Tony Maestracci y Rodrigo Vera.  Con 16 años de trayectoria musical la agrupación se ha posicionado como una de las bandas más reconocidas del oriente del país. Su nueva producción discográfica “Hotel Miramar”, se suma al éxito que han generado con el lanzamiento de cada uno de sus discos.

Su primera obra musical fue “Odissey”, la definen como una producción ingenua por ser el comienzo de su carrera. Le siguió “Molly”, que para ellos significa cambio, tanto musical como personalmente. Cuatro años después nace “Hombre Bala”, el disco inteligente por la experiencia obtenida. Y  por último, “Hotel Miramar”, sinónimo de renovación.

Con su originalidad y su destacable forma de reinventarse han ganado a seguidores de un país entero. Su música ha recorrido los diferentes rincones del país complaciendo a un público que no deja de crecer.  Actualmente se encuentran promocionando su primer sencillo “Tripolar”, que suena constantemente en las emisoras del país.

Tomates Fritos presentó, al público oriental, su nuevo disco el pasado 16 de Junio en la Concha Acústica del Parque Andrés Eloy Blanco ubicado en Puerto La Cruz. El evento fue organizado por la gobernación del estado con motivo de la 8va edición de Rock En El Parque. Los músicos estuvieron acompañados de sus seguidores, quienes corearon y bailaron durante 1 hora y 30 minutos las 17 canciones que formaron parte del entretenido espectáculo.  Las letras de Hotel Miramar fueron las protagonistas de la noche mientras que las melodías de los recordados  Molly y Hombre Bala sorprendieron a los asistentes.

“No me acuerdo de quiénes éramos antes de ser Tomates Fritos…”

Dijo Reinaldo Goitia, vocalista de la banda y mejor conocido como “Rex”, en una amena conversación que sobresalía entre el sonido de las tazas al tocar los platos, el ruido de teteras y la típica tertulia matutina del concurrido café ubicado en Lechería.

Después de seis meses de ensayo era hora de ponerle un nombre al proyecto musical. La película “Fried Green Tomatoes” sirvió de inspiración, título que posteriormente adaptaron y transformaron hasta llegar a Tomates Fritos. Los integrantes de la agrupación unieron su talento ofreciéndole al público una propuesta distinta a lo que se escuchaba en aquel entonces.

“La Primera Cosecha” fue el demo que ofrecieron como  tarjeta de presentación ante el Festival Nuevas Bandas de 1998. Fue grabado en un estudio casero a los ocho meses de consolidar la agrupación. A pesar de no ganar el concurso recibieron el apoyo del jurado, el público y la prensa. El grupo musical que hasta ese entonces no era conocido, comenzó a dar de que hablar y confiesan que nunca midieron hasta donde podían llegar.

Tomates Fritos afirma ser una banda de fe, creen en ellos como proyecto, por ello se han esforzado sin dejar atrás la diversión “El día en que nos deje de divertir lo que hacemos, deja de existir Tomates”, afirmó Rex.

En sus temas le cantan a todo, han sido mujeres y situaciones. Hacen poesía con la cotidianidad. En una sala de ensayo llena de instrumentos transforman sus vivencias en música y es que a pesar de los altibajos personales se mantienen unidos. Para ellos la banda siempre ha sido una válvula de escape.

Entre las habitaciones del Hotel Miramar

Esa misma emoción que siente el público al presenciar un concierto, es la que el grupo quiere transmitir con esta nueva producción, por eso, Hotel Miramar está grabado en vivo. Es un sonido distinto a lo que han venido haciendo y son los sintetizadores el único cable que los conecta a su historia como banda. “Cuando sacas un disco la música deja de ser tuya y se convierte en la música del mundo” añadió el cantautor Goitia.

 

 

 

 

 

 

El tema favorito de Kike Franco es 11 Segundos Para Comenzar. “Este disco fue un reto porque personalmente no me sentía preparado para hacerlo, pero las cosas fluyeron. Fue un disco espontaneo porque no tuvimos tiempo de volver a las canciones y editar pues teníamos fecha de entrega. Muy particular, para mí uno de los mejores que hemos hecho, estoy súper contento con él’’.

‘’Para mí Hotel Miramar es la maduración y consagración de Tomates. Mi canción preferida es 11 Segundos Para Comenzar’’, Rodrigo Vera.

Para “Tony Cash”, Hotel Miramar es total innovación.  “Es mi primer disco grabado con Tomates Fritos y eso nos inclinó hacia un cambio de sonido. Sabíamos que no iba a parecerse a ningún otro disco, quizás algo de Odissey por el regreso de los sintetizadores. Mi canción favorita es Granola’’.

‘’El disco significa a parte de lo obvio (crecimiento como banda, musicalmente y evolución artística) un nuevo reto. Veníamos con una idea, la desarrollamos y grabamos, todo eso en dos días. Al final estamos 100% complacidos con el resultado. Mi canción favorita es La Herida Que No Sana, aunque es difícil elegir una sola’’, Chino Agreda.

Hotel Miramar ha sido un riesgo que ha dado buenos resultados. “No estábamos lo suficientemente tristes para hacer un disco melancólico ni lo suficientemente felices como para hacer un disco alegre”, agregaron.

En el futuro les gustaría tocar en Abbey Road, por el fanatismo con The Beatles. También en el anfiteatro Red Rocks y en el teatro Gran Rex de Argentina.

Para escuchar y descargar su nueva producción ingresa en www.tomatesfritos.net

Autor entrada: Editor Buen Plan

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *