Un Sistema de amor en la Venezuela Sinfónica

Dicen que la música es el reflejo del alma y, en este caso, la música representa el sentir, el talento, el orgullo de ser venezolano y un modelo de crecimiento personal de referencia mundial.

Hoy en Buen Plan te queremos hablar del Sistema Nacional de Orquestas y Coros Juveniles e Infantiles de Venezuela y nuestro orgullo estadal, la Orquesta Sinfónica de Anzoátegui, OSA.

Todo comenzó con un sueño hecho realidad por el maestro José Antonio Abreu, el gran visionario que le dio comienzo a este gran proyecto que a su vez conectó con el corazón de cientos de soñadores.

Corría el año 1975, Abreu convoca a diversos músicos venezolanos para un primer ensayo, calculando que recibiría a 80 talentos, pero la realidad fue que sólo 11 jóvenes acudieron a su llamado. El maestro al finalizar el ensayo pensó y concluyó en que tenía dos caminos: Dejar que el sueño muriera o confiar e impulsar su visión. Lo que ocurrió es histórico.

Resultado de imagen para orquesta sinfonica de venezuela

El Sistema, como todos lo llaman, nació para sistematizar la instrucción y la práctica individual y grupal de la música a través de orquestas sinfónicas, con el fin de crear un programa social para crecimiento personal para jóvenes y adultos.

Las orquestas del Sistema tienen su razón de ser en la práctica continua como elemento de enseñanza. Los niños que llegan al programa entran en contacto con el instrumento desde el principio y, aún sin saber la teoría, ya comienzan a hacer música. Luego de la práctica, el joven es integrado a una orquesta según su nivel de formación, sintiendo que es parte de un todo al tiempo de construir valores como el compañerismo, trabajo en equipo, el hábito y la disciplina como elementos de pertenencia.

Luego de cautivar a los jóvenes y de hacerlos vivir la experiencia de presentaciones, viene el proceso de aprendizaje teórico del lenguaje musical y suenan los acordes de lo posible.

En el oriente de Venezuela la música se hace sentir y es que contamos con la Orquesta Sinfónica de Anzoátegui es creada a muchos apoyos que impulsaron la mentoría de la cultora Rosa Banús, la formación académica aportada por el maestro  Antoine Duhamel, reconocido músico francés invitado por el maestro José Antonio Abreu para formar parte de El Sistema, quien se establece en Anzoátegui en 1988 como director de la Orquesta Sinfónica de Puerto la Cruz.

El maestro Yuri Hung es el encargado desde el año 2000 de guiar a los jóvenes del programa musical en nuestro estado. Hijo del artista plástico de nacionalidad china Francisco Hung. El maestro Yuri ha dedicado casi toda su vida a la música, formándose en los mejores conservatorios de Europa.

Imagen relacionada

El Sistema es reconocido en todo el mundo y ha colocado a Venezuela y a sus jóvenes músicos en los escenarios más prestigiosos de este arte universal, recibiendo entre otros el distinguido Premio Príncipe de Asturias de las Artes y el Premio Internacional de música UNESCO.

Más de 60 países de Europa, América, Asia, África y Oceanía, han tomado el sistema musical venezolano como una referencia para el aprendizaje musical de jóvenes artistas.

Te invitamos este viernes 28 de junio al sentido homenaje que le rendirá El Sistema de Orquestas y Coros Juveniles e Infantiles de Venezuela y la Orquesta Sinfónica de Anzoátegui al Maestro Antoine Duhamel (1945-2019) en el Hotel Paradise de Puerto la Cruz, un merecido Buen Plan para honrar la dedicación al arte, el talento y el orgullo de ser venezolano.

¡Nuestra ovación a los maestros!

Autor entrada: Anaís Fuentes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *